Categorías
Marketing Redes sociales vintage Social Media

Vine: en la vorágine, se perdió.

Sí, se perdió, aunque dadas las fechas en las que se ha filtrado la noticia hay quien habla de «defunción», y probablemente sea lo más apropiado: Vine va a dejar de funcionar en breve.

Así nos lo hacían saber desde el blog oficial de Vine en Medium.

Vine anuncia su desaparición en noviembre-16

A los medianamente avezados en el mundillo del Marketing Online no hará falta que les recuerde que Vine fue una pionera, la primera app valiente y emprendedora que apostó por los micro-vídeos, de tan sólo 6 segundos de duración. Y precisamente por ello, por encajar a la perfección con el concepto de «mensajes breves pero intensos» de Twitter, fue adquirida por éste a los pocos meses de su nacimiento.

En su momento, fue ésta red social la que rompió los moldes, tal y como nos muestra esta infografía de Statista elaborada en 2013:

Vine Crece Exponencialmente

Sin embargo, y pese a todos esos moldes rotos, Vine no ha podido resistir la «batalla del vídeo»: empezando con la llegada de Snapchat, que en pocos meses alcanzó a triplicar la masa de usuarios de Vine, y tras ella otras, como Instagram y Facebook, que pugnan por repartirse el pastel.

Contrasta con la anterior esta otra infografía publicada también por Statista hace tan sólo dos días:

Vine se cae en España

Incluso su «matriz», Twitter, comenzó a apostar por Periscope y posteriormente por los vídeos nativos en la red social. En resumidas cuentas, Vine se quedó sin hueco de mercado, y también sin nadie que apostara por ella, ni tan siquiera sus dueños.

Pero no voy a ser yo quien ahora entre en una evaluación de la estrategia de Twitter para con Vine: si queréis leer más sobre ello, os recomiendo este buen artículo de Enrique Dans, «Vine: los ecosistemas no se sostienen solos», que resume la situación y saca conclusiones muy interesantes, aplicables a casi todos los «ecosistemas» emprendedores de nuestro entorno.

Personalmente me quedo con la idea de que el viejo adagio de que «el buen paño en el arca se vende» no se cumple hoy en día .. ni muchísimo menos.

A mi, personalmente, me da lástima.

No es un falso y raro apego a una startup o a una aplicación que ha vivido su vida allende los mares, sino el sentimiento de un usuario que ha disfrutado de muchos y abundantes Vines: canastas impresionantes, golpes de humor, hirientes llamadas a consumir y degustar ..  genialidades de grandes «influencers» de la red y de humildes usuarios con mucho ingenio. Hasta yo mismo he hecho, con mayor o menor tino pero casi siempre con algo de cariño mis propios vídeos.

Dentro de un tiempo indeterminado no será posible subir más Vines; y aunque según la información filtrada Twitter no tiene intención de hacer desaparecer los ya subidos, no es una posibilidad que a la larga se deba descartar: al fin y al cabo mantener la plataforma funcionando tiene unos costes en los que tampoco tiene excesivo seguir incurriendo.

Desde el anuncio, y en realidad desde bastante antes, existen utilidades y plataformas que permiten la descarga de estos vídeos; hay un buen número de ellas, como pueden ser, como Vdownloader para Android o el plugin Vine Downloader para Chrome . Pero yo por mi parte, como buen GiftLover, me he decantado en primer lugar por GIPHY 💓 VINE, una función ofrecida por la mega-maxi-red de gifs animados que permite importar en unos minutos tus vines y transformarlos en gifs (animados) y archivos mp4:

Eso sí, en mi opinión tiene un par de «inconvenientes fastidiosos»:

  1. El gif no tiene sonido. Y el sonido es esencial en los vídeos, hasta en los caseros.
  2. El tamaño de los gifs es excesivo, ronda entre los 10 y los 15 mb, que es un demasiado para subirlo a una página web de WordPress sin un tratamiento a conciencia.

En formato gif se perdería, por ejemplo, ese sonido de mar de fondo

Pero no hay problema: puedes descargarlos en ambos formatos y además los tendrás subidos a Giphy (públicos o privados, según te interese) de manera, por ahora, indefinida.

Clic para tuitear

Sea como fuera, la despedida de Vine ha supuesto un cambio en el ecosistema del vídeo online. Algunos lo echaremos de menos más que otros.


🙂

¿Le dijimos «adios» a Vine? ¿o le dijimos «hasta la próxima»?

Ha pasado un año y un mes desde el anuncio de la desaparición de Vine y parece ser que el devenir de las cosas en este tiempo no es del todo del agrado de Dom Hoffman, fundador de ésta entre otros proyectos. Y parece ser que hay movimiento de fichas a la vista.

No sabemos (aún) cual será el próximo paso, si se relanzará la aplicación y, si lo hace, si lo hará bajo el mismo nombre, ya que Twitter compró la empresa y por tanto todos sus derechos: pero el retorno de la app de vídeo mas disruptora, que generó mas risas, engagement, reproducciones .. (más que le pese a Snapchat o Instagram) puede ser algo sonado.

Clic para tuitear

¡Seguiremos informando ;)!!

Por IgnacioCM

Emprendedor, reciclado del mundo de las Finanzas hacia el Marketing y las Redes Sociales, quiero dedicarme a algo que a la vez que un trabajo sea un placer, me motive e incentive a levantarme cada día para aprender cosas nuevas.

Una respuesta a «Vine: en la vorágine, se perdió.»

[…] que sigo y admiro desde hace tiempo, y cuyos artículos me han servido en más de una ocasión de fuente o de inspiración, pero para quien no lo conozca diré que es Profesor de Innovación en el IE Business School y un […]

Los comentarios están cerrados.