Categorías
Málaga Marketing

Un poco de cartelería

¿Quien soy yo para escribir un artículo doctrinal sobre un tema tan trabajado y sobre el que ya se ha escrito tanto por tan buenos (y no tan buenos) profesionales, como es la Cartelería?

Con este artículo solo pretendo comentaros y analizar un poco el por qué el otro día me paré en la calle a contemplar un cartel que me llamó la atención.

Este es un buen ejercicio mental, porque escribir sobre algo obliga repasar y recordar lo que has estudiado, leído o escrito en algún lado: y con el prisma de la experiencia, se le suele dar un enfoque diferente o una vuelta mas de tuerca, algo que además de aportar (si se puede) a quien te lee siempre te aporta a ti un nivel mayor de comprensión sobre el tema en cuestión.

Como os decía antes, este artículo va sobre cartelería, y en concreto sobre unos carteles que el otro día me tropecé. Andaba por las calles de Torre del Mar buscando una imprenta que me habían recomendado, pero de la cual no me habían podido facilitar la dirección exacta, e iba leyendo los carteles que había en los comercios de la calle, para localizarla. Y me tropecé con este cartel:

Un poco de cartelería
Cartel 1

Realmente me llamó la atención a primera vista, no sabía bien por qué. Me gustó y hasta me paré a hacerle una foto, pensando que valía la pena.

En el siguiente escaparate, me encontré con este otro cartel, que tampoco estaba mal:

Un poco de cartelería
Cartel 2

En este otro escaparate había un letrero que indicaba el traslado de la actividad de la academia al local anterior, y en ese momento ya decidí que entraría a preguntar, e incluso intentaría escribir un artículo sobre el ARTE de la cartelería, si me veía con tiempo e inspiración para hacerlo.

Dicho y hecho, entré y pregunté; me atendió un chico (ojo: para mi, son «chicos» todos los de mi edad para abajo, y ando por los 40 y tantos) que me confirmó que eran el mismo negocio que se estaba trasladando, y que el cartel era provisional mientras le entregaban el nuevo de vinilo que tenían encargado.

Lo cierto es que analizándolos fríamente, el primero de ellos me llamaba mas la atención. Tal vez por ser el primero que había visto, pero me gustaba mas; y obviamente estaba menos trabajado que el segundo.

Esto me llevó a recordar algunas de las pautas que deberían seguir los carteles comerciales, según la teoría (que es solo eso, teoría, las reglas están para que funcionen las excepciones), como las siguientes:

  1. Antes de nada, antes siquiera de dedicar el primer pensamiento al diseño de un cartel, tiene que tenerse muy claro el público objetivo al que irá dirigido. Es uno de los principios fundamentales del Marketing, el TARGET definido tras una buena SEGMENTACIÓN.
  2. Define el OBJETIVO del cartel: NO ES LO MISMO un cartel para promocionar una jornada cultural, que otro destinado a promocionar tus oferta. Ni, por supuesto, es lo mismo que el que vas a colocar en el escaparate de tu comercio o negocio.
  3. Ten claro tu PRESUPUESTO para la acción o el Plan de Marketing que estés desarrollando. Una acción muy buena puede perder efectividad por falta de recursos, y todo lo contrario: un ROI puede resultar negativo por dedicarle demasiado dinero a aquello que no te va a rentar beneficios proporcionales.
  4. Define el MENSAJE de tu cartelería. Es el eje de la publicidad que estás haciendo, y no puedes permitir que se desvíe ni un ápice de tu objetivo: El MENSAJE, el OBJETIVO y el TARGET deben estar PERFECTAMENTE ALINEADOS, el MENSAJE remando hacia tu OBJETIVO y este hacia tu TARGET
  5. Todo el letrero  es parte del mensaje, y es tan bueno como la parte menos buena del mismo, así que debes mimar hasta el mas pequeño de los detalles: esto no significa que no haya partes que deban captar y guiar la atención del usuario, al contrario,significa que todo el conjunto debe ayudar a que ese objetivo se cumpla.
  6.  La IMAGEN es fundamental en un cartel o letrero publicitario, es probablemente el gancho mas potente que puede tener; por ello, debe utilizarse una BUENA IMAGEN, que sea útil para lo que tu buscas:
    • Acorde con tu MENSAJE, OBJETIVO y PÚBLICO
    • Ni demasiado llamativa (podría desviar la atención del texto) ni demasiado insulsa (no sería eficaz)
    • Debe estar perfectamente integrada en el cartel, y a ser posible, servir de hilo conductor de la lectura (os recomiendo echarle un vistazo a lo que aquí nos cuenta Susana Torralbo sobre la lectura escaneada y la Z visual; y bueno, en general a todo el artículo y los ejemplos que incluye, que no tiene desperdicio)
  7. No caigas en la tentación de incluir varios mensajes en tu cartel: disgregas la potencia del mismo y al final pierdes la atención del lector; si nadie puede seguir dos conversaciones simultáneamente con sin perder detalles de ambas, con los carteles pasa lo mismo. ¡Ya tendrás tiempo de entrar en detalles cuando se siente contigo!
  8. Aprovecha para hacer marca: incluye tu logotipo y, a ser posible, utiliza tus colores corporativos. toda oportunidad es buena para potenciar tu imagen y si lo haces bien, no disminuirá la eficacia del MENSAJE que quieres transmitir.
  9. Cuando tengas el borrador listo, pídele su opinión a alguien objetivo:  tu NO lo eres.

Me ha llevado mi tiempo (esta entrada la escribí el 15 de julio y hoy estamos a 17 de noviembre, 4 meses y 2 días … 🙂  ). Pero aquí os dejo mi primera infografía medio seria, sobre lo que sería el «cartel perfecto»

9 tips para realizar el Cartel Perfecto Infografía cartelería

Pensando en todo esto, me pregunto por qué entre estos dos carteles, me ha gustado el mas «sencillo» de los dos. Está claro que el segundo está mas trabajado, la imagen y el tono de la misma están bien orientados, a priori (siendo una academia, tiene un «doble target» al que dirigirse, el estudiante que dará las clases y el adulto que las pagará), el diseño es limpio y sencillo, nada recargado … .

Creo que hay 3 razones básicas por las que me inclino por el primero, yo en mi caso particular y personal:

  1. No soy el público objetivo de este cartel; así que lo veo a mi manera, que es posible que no sea la misma en que la ven aquellos a quienes sí va dirigido. Lo que no quita que no pueda tener razón en algunas cosas, por supuesto. Pero nunca debemos olvidarnos de que lo que hace bueno a cualquier cartel o publicidad de cualquier tipo, es SU EFECTIVIDAD, y no normas, ni estéticas, ni opiniones.
  2. El mensaje: el breve texto «PRIMARIA, SECUNDARIA, BACHILLERATO», aporta una información muy importante. Al cliente le gusta que se dirijan a el, que le hagan ver que la publicidad está explícitamente a el dirigida, y no de forma sugerida. Y esto se cumple en el primero y no se cumple en el segundo de los carteles.
  3. La lectura escaneada de la que nos habla el artículo de Susana Torralbo: en el segundo de los carteles no se cumple, mientras que en el primero sí.

Pese a esto, el grafismo está mas trabajado en el segundo cartel, y eso compensa en parte la diferencia. Pero en mi opinión, no es suficiente.

Aunque claro, todo esto es cuestión de opiniones y de un vistazo casual por la calle no se puede evaluar mas que lo poco que se ve a simple vista; en mi caso, dos carteles de un mismo negocio, totalmente distintos y puestos uno al lado del otro, una ocasión propicia para un ejercicio como escribir este artículo y reflexionar y repasar un poco sobre las claves de la cartelería publicitaria.


Y hablando de carteles, aquí os dejo una buena acción de Marketing Ecológico de Guerrilla, realizada con carteles: 

A mi me ha gustado, ¡espero que a vosotros también! 🙂


Saludos!

Por IgnacioCM

Emprendedor, reciclado del mundo de las Finanzas hacia el Marketing y las Redes Sociales, quiero dedicarme a algo que a la vez que un trabajo sea un placer, me motive e incentive a levantarme cada día para aprender cosas nuevas.

Una respuesta a «Un poco de cartelería»

Los comentarios están cerrados.