Categorías
Emprendedores

¿Cómo emprender en 2020?

Es tal vez la pregunta del millón, mas allá de los estereotipos del emprendedor nato o el aún más manido emprendedor in vitro, la auténtica dificultad para el homo sapiens común radica en encontrar una vía de negocio que cumpla algunos requisitos.

Es tal vez la pregunta del millón, mas allá de los estereotipos del emprendedor nato o el aún más manido emprendedor in vitro (léase aquella persona que por tener una edad y circunstancias se le presupone una actitud emprendedora 👈🏼👉🏼 innovador, ilimitable, pensamiento disruptor 👈🏼👉🏼 millenial ), personas de las que se espera que por una especie de instinto natural detecten nichos de mercado viables de forma espontánea, la auténtica dificultad para el homo sapiens común radica en encontrar una vía de negocio que cumpla algunos requisitos:

  • Que sea negocio: tiene que ofrecer un producto o servicio por el que un grupo suficientemente amplio de personas y/o entidades esté dispuesto a pagar. Y a pagar lo suficiente para compensar los costes de producción y el esfuerzo invertido en su desarrollo.
  • Que se pueda compaginar, al menos al principio, con otra actividad principal: lanzarse al emprendimiento sin un colchón laboral o económico es un lujo que pocos se pueden permitir.
  • Que sea ilusionante: sí, SÍ, lo que he dicho; el emprendimiento es una dura era de campos baldíos en la que no florece nada sin una buena dosis de esfuerzo y sudor. Lanzarse a él sin estar bien armado de ilusión es el camino mas rápido al fracaso.
  • Que el nicho de mercado al que se quiere dirigir (STOP ✋🏽emprendedores generalistas, ni siquiera Steve Jobs atacó en un primer momento el mercado entero) no esté ocupado ya por un mega macro gigante de los negocios con el que no se pueda competir.
  • Y algunos requisitos más .. pero cubriendo estos 4 al menos ya se podría empezar a plantear ..

Los primeros requisitos son económicos:

Nadie trabaja – el emprendimiento es un trabajo, principal o secundario, pero trabajo al fin y al cabo – por amor al arte y ese trabajo debe dar más dinero del que cuesta. Aquí es donde se suele atacar, ante la incertidumbre del futuro y el miedo a los avatares del mercado, por lo que los trabajos que se pueden desarrollar desde casa están en auge. Entre ellos encontrarás los que ahora mismo ocupan a un servidor (bloguero y marketero) y otros muchos y variados como asesor, wedding planner, traductor, artesano, propietario de un ecommerce, profesor, etcétera.

El hecho de trabajar desde casa no elimina el coste de llevar a cabo la actividad «per se», ni mucho menos (el autónomo y el IVA, el hosting y la troqueladora, la gasolina y el metro, todos esos costes los vas a tener que soportar igual), pero sí que es cierto que la necesidad de inversión es menor. Y también y muy importante, aporta una flexibilidad horaria fundamental para poder compaginar la actividad con otra actividad principal o secundaria y la vida personal y familiar.

El tercer requisito es psicológico:

Hay que tener cabeza y ganas para emprender. No vale emprender por necesidad, aunque mucha gente lo haya hecho y triunfado y desde luego es un acicate importante para estimular al homo emprendedoris, no es esta la que marcará el éxito.

La ilusión en el proyecto emprendedor es un elemento esencial. Esa árida era no se va a llenar de sanos cultivos sola y no va a ser sencillo (nunca lo es) llenarla.

He de decir, por experiencia ajena y propia, que perder la ilusión es lo que más daño puede hacer a un emprendedor: afecta en lo económico y en lo personal y familiar. Aún cuando suelo huir de todos los estereotipos, lo cierto es que si quieres emprender más te vale parecerte lo mas posible a ese eterno optimista que nos «venden» coaches, mentores, diarios, etc ..

La cabeza y a ser posible la formación empresarial (unas semanas dedicados a desarrollar un Canva, un DAFO, un plan de negocio .. valen 🏅💰) son un requisito imprescindible, enemigos acérrimos y además la mayor debilidad del emprendedor por necesidad: cada decisión, especialmente al principio de un negocio, es una decisión empresarial clave que debe tomarse con una perspectiva estratégica.

Como suele decirse:

Los experimentos, se hacen con gaseosa.

El 4º requisito es estratégico:

Conocer, o al menos intuir, el espacio vital de tu proyecto emprendedor antes de entrar de lleno en la fase de producción o comercialización del mismo es esencial.

Para ello, lo ideal sería contar con los recursos necesarios para hacer un estudio de mercado serio – no hablo de hacer búsquedas en Google Trends aunque tampoco está de más hacerlo – para obtener información relevante y fiable acerca de hacia dónde te diriges. Por tener algunas nociones de lo que esto significa, le podéis echar un vistazo a este artículo 👉 Pasos previos para abrir una agencia de viajes👈 , que sí que no es el mismo tipo de negocio –¿o sí?– pero los casos que ahora nos ocupan no son menos exigentes, especialmente cuando nos jugamos tiempo, pasta y prestigio.

También un DAFO te ayudará a tener una foto realista de tu futuro negocio, sus relaciones consigo mismo y el entorno, lo que hay, habrá y puede venir.

Análisis DAFO:

  • Debilidades
  • Amenazas externas
  • Fortalezas
  • Oportunidades
La historia de David y Goliat no suele terminar bien en el mundo real 😅

Básico es, en este entorno ab-so-lu-ta-men-te mercantilizado, saber que vas a poder respirar entre los gigantes que ya copan el mercado.

Entre muchos emprendedores corre la falsa ilusión de que siendo su producto innovador no tendrá competencia real en el mercado: eso es absolutamente falso, hoy en día no hay necesidades no satisfechas (salvo las derivadas de la exploración espacial y similares) y en cada segmento del mercado encontrarás no una sino cientos de competencias reales.

Estas son tan sólo algunas consideraciones acerca del mundo emprendedor, que tenemos y que nos viene para este año 2020. Consideraciones que espero sean para quien las haya querido leer de utilidad, sin pretensiones, desde la humildad que da la experiencia y por supuestísimo partiendo del hecho de que mis conocimientos y experiencia son tan limitados como reales.

¡Saludos emprendeduriles!

Por IgnacioCM

Emprendedor, reciclado del mundo de las Finanzas hacia el Marketing y las Redes Sociales, quiero dedicarme a algo que a la vez que un trabajo sea un placer, me motive e incentive a levantarme cada día para aprender cosas nuevas.